CONTEO DE CARTAS

El conteo de cartas es una de las estrategias más infames en el blackjack, pero es también una de las menos comprendidas por el público en general. El cine y la televisión han presentado el conteo de cartas en el blackjack como una forma de hacerse rico rápidamente. En películas como Rain Man se nos da la idea de que los contadores de cartas aplastan a los casinos, ganar mano tras mano e invocando exactamente las cartas que van a venir y que por supuesto no cualquiera puede contar cartas, sino que se necesita ser un genio matemático que pueda calcular ecuaciones complejas sobre la marcha, mientras se sigue la pista de las posiciones de cientos de cartas diferentes.

Sin embargo, la verdad detrás del conteo de cartas – para bien o para mal – es muy diferente. La verdad es que el conteo de cartas no garantiza que un jugador vaya a ganar a lo grande en corto plazo, sino que las técnicas utilizadas en el conteo de cartas no hacen más que dar al jugador el mismo tipo de pequeña ventaja que generalmente posee el casino. Por otro lado, hay buenas noticias, no hace falta ser un genio para contar las cartas. La mayoría de las personas pueden aprender simples sistemas de conteo de cartas con relativa rapidez, y si estás dispuesto a poner de tu tiempo, lo más probable es que llegues a ser capaz de aprender los sistemas más complejos que prometen al jugador una ventaja un poco más grande la casa. Sin embargo, toma un poco de trabajo duro, y ciertamente no es un camino fácil el de hacerse rico.

 

CÓMO FUNCIONA EL CONTEO DE CARTAS

 

Por lo general el blackjack del casino se trata de un zapato de entre seis y ocho barajas. Las cartas se reparten hasta una cierta cantidad de las del zapato – a menudo, algo así como el 75% del zapato se utiliza antes de rebarajearse. Esto significa que mediante el seguimiento de las cartas que han salido del zapato durante el juego, podemos tener una idea bastante firme de las cartas que aún están pendientes de salir.

¿Cómo puede esta información ayudar al jugador? Resulta que tener ciertas cartas en la baraja es genial para el jugador, mientras que otras cartas son mejores para el dealer. Como regla general, las cartas grandes son en favor del jugador, mientras que las cartas pequeñas son a favor del dealer. Más concretamente el as y los de diez son muy buenas cartas para el jugador, mientras que las de cinco y cuatro son ideales para el dealer.

Esto es principalmente porque tanto con los ases como con las cartas de diez, se hacen un montón de cosas de las que el jugador puede tomar ventaja por las opciones que dan. Por ejemplo, el jugador tendrá más blackjacks, que pagan 3-2 a los jugadores, mientras que el dealer sólo “gana” la apuesta del jugador si hace un blackjack. El jugador también puede quedarse con manos por debajo de 17 puntos, mientras que el dealer no puede, lo que significa que el dealer se pasará muy a menudo en los zapatos que son muy abundantes en cartas de diez. Por otra parte, al jugador le va a ir mejor cuando duplica o dobla (el jugador casi siempre estará feliz con una de diez y con un as), y puede empezar a tomar el seguro si la baraja es lo suficientemente rica en cartas de diez, y se puede rendir con mayor confianza en los casos en donde es probable que el dealer tenga una mano muy fuerte.

En resumen, todo lo que el jugador puede hacer funciona aún mejor cuando la baraja está llena de dieces y ases a su disposición. Por el contrario, las cartas pequeñas frustran estos esfuerzos. Si muchas ya han salido muchas cartas pequeñas del zapato, el resto de la baraja es mucho muy favorable para el jugador.

Los contadores de cartas pueden tomar ventaja de saber la calidad de las cartas restantes en varias formas. Como hemos dicho anteriormente, los contadores de cartas a veces toman un seguro basado en las cartas que quedan en el zapato, y en raras ocasiones, puede ser que incluso se desvíen de la estrategia básica basados en la cuenta de las cartas. Sin embargo la mejor forma en que los contadores de cartas adquieren una ventaja es simplemente apostar más dinero cuando el jugador tiene la ventaja y apostar menos (o evitar jugar en absoluto) cuando las probabilidades oscilan demasiado a favor del dealer.

PELIGROS Y RETOS DEL CONTEO DE CARTAS

Aquí está la buena noticia: en contra de la creencia popular de que el conteo de cartas es ilegal, en realidad es legal, siempre y cuando no hagas trampa ni utilices un dispositivo para ayudarte a jugar, eres bienvenido a jugar cada mano como gustes, incluso siguiendo la pista de las cartas que ya se han jugado y consecuentemente ajustar tu juego de acuerdo a esto.

Pero eso no quiere decir que los casinos no puedan estar contra los contadores de cartas. Si bien tú puedes tratar de contar las cartas, los casinos también pueden tratar de hacer condiciones para los contadores de cartas difíciles o imposibles. Por ejemplo, un casino sospechoso puede comenzar barajear sus cartas con más frecuencia para reducir la penetración de la baraja, con lo que el contar se vuelve mucho menos eficaz. Si eres conocido como contador, los casinos podrían incluso impedirte jugar al blackjack por completo, ya que el casino tiene la capacidad de rechazar a quien sea sin justificación en cualquier momento.

Esto significa que uno de los mayores retos para un contador de cartas es equilibrar adecuadamente el aprovechamiento de la información que tienen de encubrir el hecho de que estamos contando en absoluto. Si no había ningún peligro de ser capturado, el jugador podría simplemente apostar el mínimo hasta que las probabilidades estaban a favor del jugador, y luego cambiar a apostar el máximo de la tabla. Sin embargo, tratando de esta estrategia es una forma de seguro de obtener prohibido jugar blackjack! En cambio, la mayoría de los sistemas de blackjack se basan en cambios pequeños y graduales que esperan que el jugador quede atrapado, sin dejar de hacer lo suficiente para superar la ventaja de la casa.

Esto significa que uno de los mayores retos para un contador de cartas es equilibrar y aprovechar adecuadamente la información que tienen y al mismo tiempo encubrir por completo el hecho de que están contando. Si no hay ningún peligro de ser descubierto, el jugador podría simplemente apostar el mínimo hasta que las probabilidades se pongan a su favor, y luego cambiar a apostar el máximo en la mesa. Sin embargo, el tratar esta estrategia es una forma segura de te prohíban jugar blackjack! En cambio, la mayoría de los sistemas de blackjack prefieren cambios pequeños y graduales para evitar que el jugador sea descubierto, sin dejar de hacer lo todo lo posible para superar la ventaja de la casa.

Otro de los peligros en el conteo de cartas es sobreestimar lo grande que es la ventaja que tienes sobre la casa. Sí, a largo plazo, un buen contador de cartas espera salir muy por delante de los casinos. Sin embargo, los resultados demuestran ser tan volátiles como lo son cuando juegas simplemente con la estrategia básica, es sólo a largo plazo que verás una breve ventaja hecha realidad, mientras que a corto plazo verás victorias y pérdidas significativas.

 

SISTEMAS DE CONTEO DE CARTAS

Hay cierto número de diferentes sistemas disponibles de de conteo de cartas incluyendo los siguientes:

  • Ace-Five Counting Systems – El sistema de conteo de cartas más fácil de aprender.
  • Hi-Lo Counting Systems
  • Speed Count
  • Unbalanced Counting Systems
  • The Knock-Out Count (y sistemas derivados)
  • Revere Countss
  • The Zen Count
  • Wong Halves

Estos sistemas varían desde muy simples (Ace-Five and Hi-Lo) hasta terriblemente complejos (Wong Halves), pero la mayoría de ellos comparten algunos elementos comunes. Por ejemplo, diferentes cartas tienen valores a los que el jugador debe dar un seguimiento durante el curso de un determinado zapato de cartas. Las cartas que son buenas para el jugador tienen valores negativos (ya que preferimos que permanezcan en el zapato), mientras que las tarjetas que son malas para el jugador tienen valores positivos. En muchos sistemas, este número se divide por el número aproximado de barajas restantes para obtener una cuenta real, lo que le dirá al jugador lo rico que el zapato se encuentra en buenas cartas.

En la mayoría de los sistemas de conteo, el jugador utilizará esta cuenta para decidir cuánto apostar en una determinada mano, y si toma o no el seguro de en caso de que el dealer tenga un as. Ocasionalmente, el conteo también indicará a los jugadores cuándo abandonar la estrategia básica y jugar una mano de forma diferente, basado en el hecho de que la composición restante de la baraja ha cambiado las probabilidades en favor de un juego alternativo.

Algunos sistemas de conteo de cartas indican a los jugadores que mantengan una cuenta separada lado de ases. Esto se debe a que los ases tienen un efecto muy diferente en el juego en comparación con otras cartas. Aunque que los jugadores quieren apostar más cuando hay muchos ases disponibles (gracias al hecho de que provocan blackjacks más seguido), no tienen tanto impacto en cómo se debe jugar las manos, como lo tienen las cartas de diez. De este modo los sistemas más complejos son los que tienen una cuenta independiente de los Ases además del conteo general, con el fin de hacer esta distinción.

Esto nos lleva a un punto importante: hay un equilibrio a la hora de elegir un sistema de conteo de cartas. Los sistemas más complejos ofrecen mayores recompensas potenciales, pero también vienen con más riesgo. Los jugadores son mucho más propensos a cometer errores cuando se trata de llevar un registro de información adicional, y unos pocos errores pueden ser suficiente para eliminar cualquier ventaja que el jugador haya ganado. Si puedes elegir entre usar un sistema más simple que ya dominas, o un sistema más complejo del que aún no estás absolutamente seguro, casi siempre es mejor elegir el sistema simple, incluso si el sistema más complejo promete una mayor ventaja frente a la casa.

SISTEMAS DE CONTEO ACE-FIVE (AS-CINCO)

Tal vez el sistema más simple de conteo de cartas de as-cinco o Ace-Five por su nombre en inglés. Este es el nombre dado a una variedad de diferentes sistemas de conteo de cartas que comparten una cosa en común: sólo hacen un seguimiento de ases y cincos, haciendo caso omiso de todas las cartas de la baraja. Esto se hace porque los ases son la mejor carta en el zapato para el jugador, mientras que los cincos son las peores.

La idea básica es simple. Comienza con un conteo de cero. Cada vez que veas un cinco, añade uno a tu conteo. Si ves un as, resta uno a tu conteo. Los conteos más altos serán mejores para el jugador.

En donde los sistemas de conteo varían es en la forma de utilizar esta información para cambiar la cantidad de apuestas durante el juego. Algunos te aconsejarán dobles tu apuesta cada vez que el conteo va más allá de cierto punto, mientras que otros dicen que es mejor apostar una determinada cantidad de unidades basados en un determinado conteo. Muchos tratan de reducir tus pérdidas en zapatos malos, mediante tu retirada después de un conteo negativo. Sin embargo los fundamentos básicos son los mismos, cuando la cuenta se vuelve de alta (por lo menos 2 o más), el jugador debe apostar más que el mínimo. Cuanto mayor sea el conteo, y/o mientras se mantenga alto por más tiempo, el jugador debe apostar más, hasta la cantidad máxima que el jugador se sienta cómodo para apostar en una mano.

Los sistemas As-Cinco de conteo general, no requieren que cambies tu forma de jugar, simplemente debes utilizar la estrategia básica y confiar tus apuestas más grandes convirtiéndote en el ganador cuando el zapato es bueno para el jugador. La ventaja obtenida por el jugador con el uso de estos sistemas no es grande, pero por lo general sí le da al jugador una ligera ventaja sobre la casa – y en combinación con las composiciones y recompensas, los jugadores ganan mientras se lleva a cabo el juego, lo que puede convertirse en un juego de blackjack que es más lucrativo y más divertido para el jugador.

CONCLUSIONES SOBRE EL CONTEO DE CARTAS EN EL BLACKJACK

Antes de aprender un sistema de conteo de cartas, es esencial que primero domines la estrategia básica. La base de cualquier sistema de conteo de cartas es jugar perfectamente la estrategia básica, ya que cometer cualquier simple error, echará a perder cualquier ventaja que esperes obtener a través del conteo. Incluso si tienes que utilizar una tabla de estrategia básica para ayudarte en la mesa, recuerda siempre que es necesario dominar los fundamentos básicos antes de pasar a estrategias más avanzadas si deseas tener alguna esperanza de éxito.

También vale la pena señalar que hay un gran número de juegos de blackjack en el que no podrás contar con eficacia las cartas en absoluto. Por ejemplo, muchos casinos ahora utilizan máquinas de barajeo continuo, que en esencia eliminan toda penetración de la baraja. Esto también sucede en la mayoría de los casinos en línea. Algunos casinos en línea utilizan un zapato hecho de barajas infinitas, lo que significa que tus probabilidades de conseguir cualquier carta son siempre exactamente las mismas, sin importar las cartas que hayas visto. Otros casinos en línea reparten de un zapato regular (simulado), pero barajean las cartas después de cada mano. Esto tiene el mismo efecto de eliminar la penetración y atención en la baraja, así como con una máquina que barajea continuamente haciendo imposible el conteo de cartas.

Share this:Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Share on StumbleUpon0