Conteo de cartas Ace-Five

Conteo de cartas > Ace-Five

Si estás interesado en aprender cómo contar cartas, pero no estás seguro de querer aprender un sistema complejo de inmediato, el conteo Ace-Five o As-Cinco podría ser adecuado para ti. También es perfecto para jugadores casuales que quieren cortar la ventaja de la casa y tienen la posibilidad de terminar un poco por delante del casino, pero no les preocupa jugar al blackjack para ganarse la vida u obtener la mayor ventaja posible. También tienes la ventaja de que es muy poco probable que te vean como un contador de cartas, ya que no jugarás con una gran ventaja y no estarás ajustando mucho tu juego.

Selecciones de los Mejores Casinos de Blackjack En Línea en el 2020


El conteo de cartas Ace-Five ganó su nombre porque solo considera ases y los cinco. Esto simplifica enormemente el proceso para el jugador, que no tiene que rastrear la mayoría de las cartas en el mazo. Esto funciona porque los ases son la mejor carta del mazo para el jugador, mientras que los cinco son las peores cartas. Los ases significan que es más probable que el jugador haga un blackjack de pago 3-2, mientras que los cinco convierten las manos del crupier normalmente malas (12-16) en manos en las que el crupier puede plantarse.

Dado que hay un número igual de ases y cinco en el zapato para comenzar, no es necesario ponderar o hacer otros ajustes. El jugador solo necesita agregar uno al conteo (+1) cada vez que sale un cinco del zapato, y restar uno (-1) cada vez que sale un as del zapato. Cuando el conteo es positivo, el zapato restante es generalmente bueno para el jugador, mientras que un zapato negativo es malo para el jugador.

A lo largo de los años, ha habido una serie de conteso basados en este sistema, por lo que actualmente es casi imposible contar con un Conteo de Ace-Cinco verdaderamente único. Con eso en mente, el siguiente sistema de apuestas junto con el Conteo Ace-Five ha sido derivado de varias fuentes, incluyendo trabajos de The Wizard of Odds y Paul L. Shaffer.

Cuando te sientas al comienzo del zapato, comienza tu conteo en 0 y haz una pequeña apuesta con la que te sientas cómodo (la mayoría de la gente comenzará con la apuesta mínima de la mesa). Si el conteo es +2, duplica tu apuesta. Si el conteo llega a +3 o más, duplica tu apuesta nuevamente, pero hazlo solo después de ganar; esto ayudará a que seas menos obvio que estás duplicando debido al conteo, en lugar de tratar de montar una «hot streak».

La cantidad de veces que continúas duplicando después de este punto depende completamente del jugador individual. Hay dos fuerzas que trabajan en oposición cuando agregas un spread más grande y continúas duplicando tus apuestas. En el lado positivo, aumenta tu ventaja sobre la casa, ya que apostarás mucho más dinero cuando sepas que el mazo está a tu favor. Sin embargo, también estás poniendo en riesgo una gran cantidad de dinero con solo una pequeña ventaja, lo que significa que tu variación será mucho, mucho mayor. Además, los spreads grandes pueden aumentar las posibilidades de que te atrapen contando cartas.

Al usar un sistema como este, es probable que mantengas una ventaja contra el casino bajo la mayoría de las reglas, pero la ventaja será pequeña, menos del 1%. Dicho esto, eso es suficiente para que a la larga, puedas esperar salir adelante del casino y hacerte sentir que estás jugando un juego sobre el que tienes control, en lugar de la casa. También es una excelente manera de comenzar con el conteo de cartas antes de avanzar a sistemas más complejos, como lo es el conteo Hi-Lo.